Gráfico105

Logo

SECCIONES

INICIO

EL ACOSO

ABEL S. GARCÍA, PSICÓLOGO

CUESTIONARIOS ACOSO

TESTIMONIOS

JURISPRUDENCIA

NOTICIAS

CONSULTA ONLINE

LINKS FAVORITOS

PSICOLOGO ONLINE

FORO DEL GUARDIA CIVIL

DELEGACION SUR AUGC

A.R.C.A. JAEN

ARTESANIA YATRABUDA

TERAPIA NLP

BIBLIOTECA PL-J

OTRAS WEBS SOBRE MOBBING

UGT

ACOSO MORAL

Gráfico302

 

 

Diario “La opinión de Málaga” - 02.11.2007

«Cuando un guardia civil se da de baja, es porque no puede más»

 

Abel García colabora desde el pasado agosto con la AUGC, en cuya sede recibe a agentes con problemas psicológicos generalmente relacionados con el acoso laboral de los jefes

I. ALJARO. MÁLAGA Los nervios se meten en el estómago y van trepando hasta oprimir los pulmones. Inspirar lentamente mientras se cuenta hasta diez puede reducir el sentimiento de ahogo, pero no siempre se tiene la sangre tan templada. Antes de que estos síntomas se hagan crónicos, Abel García, psicólogo clínico y forense, recomienda acudir a un profesional. Él está acostumbrado a pacientes que experimentan esa sensación. Especializado en acoso laboral (www.acosolaboral.es), coopera desde agosto con la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) de Málaga.

-¿Cuáles son los casos más comunes en este colectivo?
-El más habitual es el estrés laboral de tipo crónico después de haber estado muchos años sufriendo problemas, sobre todo en relación con los altos mandos. En algunos casos ha derivado en acoso laboral que puede llegar al suicidio si se agrava demasiado.
-¿Qué síntomas hacen saltar la alarma?
- Ansiedad, depresión, fobias al lugar de trabajo, irritabilidad. Se sienten agresivos y se llevan esa rabia a casa. Se vuelven huraños, no duermen bien por la noche, se encuentran hipervigilantes. Al notar esos síntomas deben pedir ayuda porque no necesariamente tienen que estar de baja para recibirla.
-La baja laboral por estrés o depresión se ha convertido en una de las principales causas de absentismo en la Guardia Civil.
-Y el suicidio es la tercera causa de muerte, con mucha diferencia porcentual con el resto de los ciudadanos... Es un efecto de la disciplina militar. Cuando un trabajador tiene un problema, normalmente, puede recurrir al comité de empresa o a los sindicatos. En la Guardia Civil, si un agente tiene un problema y quiere presentar una queja, se la tiene que dar directamente a su jefe, que generalmente es el causante de ese malestar. Está claro que cuando se dan de baja es porque no pueden más.
-Hay quien opina que algunos exageran argumentando eso de que "ya sabían donde se metían".
-No es justo. La represión que tienen no es proporcional al tipo de trabajo que desarrollan. Además, ellos mismos se comparan con otros cuerpos policiales que realizan sus mismas funciones y no tienen ese mismo tipo de sanciones.
-¿Cómo son los agentes que trata? ¿Tienen algún rasgo común?
- Se puede hablar de un perfil de agente deprimido: Son guardias que han estado en el País Vasco y han desarrollado trabajos peligrosos y que nunca han tenido antes problemas psicológicos. Es al llegar a un destino más tranquilo cuando comienzan los problemas. Los jefes suelen estar más tiempo encima y presionan más. Ese estrés se acumula y tras años aguantando esa situación, empiezan a sentir miedo a hacer alguna locura.
-¿Qué terapia reciben?
- Se les enseñan técnicas de relajación. Lo que se trata es conseguir una mejor adaptación del guardia a la situación que está viviendo ya que no va a poder cambiarla. Hay sitios en los que se ha dado de baja todo el grupo y, aún así, no se han tomado medidas contra el mando.
-En esos casos, casi sería mejor que fuera el jefe quien acudiera al psicólogo.
-Siempre se ha dicho que todo el mundo no sirve para mandar. Lo que pasa en este caso en concreto es que los orígenes de este cuerpo son militares y se está convencido de que el guardia civil no tiene derecho a replicar. Pero para ser jefe hay que saber mandar, no vale cualquiera. Los peores jefes son los que tienen a pocos trabajadores a su cargo e intentan imponer su autoridad por la fuerza.
-¿Hay personas más susceptibles a sufrir estos acosos?
-El problema no es del trabajador, sino del jefe. Evidentemente, una personalidad sensible será más susceptible, pero no hay un tipo concreto de personalidad propensa a convertirse en víctima. Más bien hay jefes, denominados `jefes psicópatas´, a los que les encanta mandar y que amenazan a sus empleados cuando éstos los denuncian.
-¿Ese trato puede dejar secuelas?
-Hay casos espeluznantes en los que las víctimas quedan completamente destrozadas y, en los momentos más críticos, pueden llegar incluso al suicidio. Con tratamiento, la persona puede recuperarse, pero en el caso concreto de los guardias es complicado, porque la disciplina militar va a seguir imponiéndose.

 

http://www.laopiniondemalaga.es/secciones/noticia.jsp?pRef=3059_2_142308__Malaga-Cuando-guardia-civil-baja-porque-puede